Grafología


De todos los términos concerniente a la escritura, es la “GRAFOLOGÍA” el que mayor divulgación ha tenido por su vertiente de conocimiento de la personalidad.

Pero a menudo se ignora u olvida, que para llegar a ello ha de haber un estudio GRAFONÓMICO PREVIO y PROFUNDO, es decir, de la escritura en sí. Base sobre la que se asienta cualquiera de las especialidades mencionadas.


Una vez realizado ese estudio grafonómico es cuando, basándonos en el significado de sus elementos, conocemos la personalidad de su autor.

Como herramienta es la gran desconocida. El hecho de escribir se convierte en un automatismo y, precisamente ahí radica una de las grandes aportaciones de la grafología, en desvelar tras un detenido estudio, qué está expresando el autor al elegir ese modelo de escritura, ubicándose en el espacio de determinada manera, cómo es su avance, cuál el trazo empleado...